Siguiendo en la línea de comida que suena a música: Melancholy Hill de Gorillaz. Pollo grillé con arroz blanco. Resulta, cuando buscás algo livianito.

Hoy en ‘Música que suena a comida’, Easy Easy de King Krule. Claramente una milanesa a la napolitana pero sin el tomatito cortado y las verduras. Sencillamente el jamón y el queso encima, quizás recalentada en el microondas. No gourmet, pero satisface.